Compartir

América Latina y en el mundo está pendiente del proceso electoral colombiano, el domingo 17 de junio se definirán las transformaciones económicas, políticas y sociales del país andino caribeño. Los 36 millones de colombianos tienen en su decisión de voto el ratificar el modelo neoliberal o consensuar un programa económico mixto, sustentable y sostenible.

Esta semana el Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (CELAG) presentó el informe “Consecuencias económicas para Colombia de las propuestas de Petro y Duque (2018-2022)”, el mismo que analiza el futuro económico bajo las dinámicas y propuestas electorales de ambos candidatos finalistas, Gustavo Petro e Iván Duque.

A 3 días del desenlace final se evidencian las fragmentaciones ideológicas planteadas en discursos y spots en los respectivos equipos de campaña. A tiempo de contrarrestar el maniqueísmo de los medios de comunicación, el informe de CELAG expone 6 conclusiones sustentadas en un modelo de análisis matemático.

Para Guillermo Oglietti, investigador de CELAG, el beneficio del programa económico de Gustavo Petro se debe a “una combinación virtuosa entre el diagnóstico de la situación colombiana y, en consecuencia, las medidas más convenientes para abordar dicha situación”. Estas son sus cifras y argumentos:

  1. Si gana PETRO: El producto per cápita se incrementaría hasta el 858% en 2050, mientras que junto a Iván Duque alcanzaría el 625%.
  2. Si gana DUQUE: El déficit exterior quedaría reducido a un -2,5% sobre el PIB en 2050. Con las medidas de Gustavo Petro, la reducción alcanzaría un -2,8%.
  3. Si gana PETRO: Las propuestas en materia tributaria llevarían al superávit fiscal hasta alcanzar el 8,2% a mitad de siglo. Por el contrario, las medidas de Iván Duque apenas alcanzarían el equilibrio fiscal (0,3%).
  4. Si gana PETRO: El índice de participación salarial se incrementaría en un 21%. Por su parte, las políticas de Iván Duque harían disminuir la participación salarial en la renta de los hogares en 7% hacia 2050.
  5. Si gana DUQUE: El comportamiento del stock de capital productivo hacia mediados de siglo se multiplicaría por 7, contrario a lo que se especula con Petro se multiplicaría por 9. Al parecer el paradigma económico neoliberal no supera las políticas económicas progresistas con enfoques a la inversión.
  6. Si gana PETRO: El consumo familiar experimentará un ascenso situándose en torno al 73%. En el caso de Duque el crecimiento es mucho más lento llegando a 2050 con un 71%.

En conclusión, son buenos los aires que trae esta primera elección de Colombia en tiempos de paz. Quien sea el triunfador de la contienda deberá ratificar los cambios de época, la consolidación de la democracia y el respeto a la pluralidad y divergencia de criterios. En materia económica, el panorama es esclarecedor donde la inversión y desarrollo económico social experimentaría un ascenso con las propuestas de Gustavo Petro, situándose en 25% del producto hacia el año 2050, mientras que con Duque alcanzaría un 18%.