Compartir

La Casa Blanca había estado manejando varios sitios para organizar el encuentro y en los últimos días se había hablado de la posibilidad de realizarlo en la zona desmilitarizada entre las dos Coreas, en el mismo lugar en que los mandatarios de esos dos países se reunieron. Sin embargo, esa opción fue descartada a último minuto.

Desde que el régimen comunista comenzó a materializar gestos de distención, las relaciones entre las dos Coreas y entre EEUU y el gobierno de Pyongyang han mejorado notablemente.

Kim ya había anunciado un congelamiento de sus pruebas de misiles balísticos y de bombas nucleares. Además acordó con su colega surcoreano Moon Jae-In firmar una paz definitiva antes de que finalice el año.

Pero el más reciente gesto que desencadenó el anuncio de Trump este jueves fue la liberación de tres estadounidenses presos en Corea del Norte.

Trump los recibió este jueves a las 3:00 am en la base área de Andrews, cerca de Washington DC, quienes eran acusados de acciones subversivas y fueron excarcelados el miércoles luego de gestiones diplomáticas entre Washington y el régimen de Kim Jong Un.