Compartir

El ex presidente colombiano Álvaro Uribe confirmó el lunes versiones sobre la existencia de un complot para asesinarlo en el que estarían involucrados elementos nacionales y extranjeros.

La declaración del ex gobernante se produce en el marco de versiones que circularon el fin de semana advirtiendo que individuos vinculados al régimen de Nicolás Maduro y el narcotráfico preparaban un atentado contra él.

“El jueves 26 de abril fui contactado por el señor Ministro del Interior, en el nombre del Presidente de la República, me pidió hablar con el director de la Agencia Nacional de Inteligencia. El señor coronel Juan Carlos Rico, Director de esta Agencia, me entregó información sobre un posible atentado en mi contra, en el cual estarían involucrados criminales locales y extranjeros”, Uribe declaró en un breve comunicado.

“El señor expresidente Andrés Pastrana hizo una publicación en sus redes sociales y telefónicamente me amplió detalles, lo cual le agradecí inmensamente. Debo expresar mis agradecimientos al Gobierno, a sus organismos de seguridad y a las Fuerzas Armadas por la protección que recibo”, agregó.

Durante el fin de semana, Pastrana había solicitado a través de su cuenta de Twitter que las autoridades colombianas notificaran a la opinión pública los detalles que habían recabado sobre el presunto complot, en medio de versiones señalando que el plan de asesinato había sido desarticulado y que más de 60 personas se encontraban bajo investigación.

Según las mismas versiones, funcionarios de la inteligencia colombiana habían identificado a los conspiradores, incluyendo a las personas encargadas de planificar y de ejecutar el asesinato, entre los que estarían involucrados agentes del Servicio de Inteligencia Bolivariano operando desde las instalaciones diplomáticas de Venezuela en Colombia y elementos de los carteles de la droga.