Compartir

Los cinco contendientes a la presidencia de México estrenaron un nuevo formato de debate en el país en el cual tuvieron réplicas y preguntas directas de los moderadores.Los temas planteados por los organizadores fueron enmarcados en corrupción, inseguridad y democracia.

Sin embargo, el primer punto de confrontación hacia López Obrador llegó, en el capítulo dedicado a la seguridad, esto debido a la sugerencia realizada por Obrador, hace meses, sobre la amnistía a los líderes del narcotráfico. “Perdonar a los delincuentes no es la solución”, le criticó Ricardo Anaya. José Antonio Meade por su parte expresó : “En tu ambición de poder te vas a convertir en un títere de los criminales, la amnistía te pone de su lado”. El líder de Morena se mostró a la defensiva y evitó concretar de qué se trata la amnistía que propone: “La amnistía no significa impunidad, se ha manejado de manera malintencionada que quiero sacar de la cárcel a todos los delincuentes”, afirmó López Obrador, que, no obstante, insistió en que “no descarta ninguna opción” para lograr la paz.

Obrador además recordó, que en caso de vencer el 1 de julio convocaría a un gran diálogo nacional al que invitaría al Papa Francisco.

Según la encuestadora Massive Caller consultada por Forbes México, para el 40.9% de los 1,000 entrevistados al término del debate el triunfador fue López Obrador, aunque muy cerca se ubicó el aspirante del PAN-PRD-MC con 39.6%. Mientras que el aspirante del PRI se colocó en un lejano tercer lugar, con 9.2%; los independientes Margarita Zavala y Jaime Rodríguez Calderón cierran el sondeo.

FUENTE:

www.nytimes.com

www.forbes.com.mx

www.elpais.com