Compartir

Los días de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), estarían contados.Tras la separación de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Paraguay y Perú el viernes pasado, el bloque creado hace más de una década tambalea.

Este lunes el ministro de relaciones exteriores de Chile, Roberto Ampuero explicaba para radio Cooperativa que Unasur “no ayuda a la integración, no es capaz de resolver los temas, funciona por veto y hay veto permanente es una situación que, para los países que firmamos esta declaración, es impresentable.

Los motivos de la salida del país de Chile según explica Ampuero serían que “A Chile, cada año le cuesta mantener Unasur una cuota de más de US$800 mil”.La situación sería similar para los otros países que llegaron al acuerdo de retirarse del organismo pues la actividad del mismo estaría paralizada hace más de un año y medio.

La secretaría de la Unasur, bloque formado por Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Guyana, Paraguay, Perú, Surinam, Uruguay y Venezuela, está vacante desde enero del 2017, cuando dejó el cargo el expresidente colombiano Ernesto Samper. La única candidatura existente para el cargo es la del argentino José Octavio Bordón, en lo cual tampoco han podido ponerse de acuerdo los estados miembros.

“Crear una gran ciudadanía latinoamericana” o “echar abajo todas las fronteras” es algo que uno puede plantear “en términos teóricos, como un objetivo a largo plazo, pero la realidad exige otro tipo de temas respecto a integración concreta: cómo nos acercamos efectivamente, cómo solucionamos los temas a nivel regional, cómo nos coordinamos”, afirmó el canciller chileno.

El futuro del organismo está en la otra mitad de sus integrantes si es que deciden continuar con el bloque regional y activarlo.

FUENTE:

http://www.latercera.com  

http://www.elcomercio.com 

http://www.portafolio.com