Compartir

El anuncio de la llegada del presidente de Estados Unidos (EE.UU.), Donald Trump, a la VIII Cumbre de las Américas, a realizarse en Lima, Perú, entre el 13 y 14 de abril, ha generado las críticas de sectores de la población que se oponen a la política económica, medioambiental y antimigratoria del mandatario estadounidense.

Recientemente, el partido opositor Frente Amplio (FA) de Perú presentó ante el Congreso una moción que rechaza la presencia del presidente estadounidense en la Cumbre de las Américas y pidió que este fuese declarado persona non grata.

El FA argumentó que las políticas de Trump son contrarias a los derechos humanos y acusó al mandatario de practicas xenofóbicas, así como de una política exterior contraria a los canales diplomáticos.

Asimismo, el Frente Amplio condenó la decisión de la Casa Blanca de extender el bloqueo económico contra Cuba, la decisión de mudar su embajada en Israel a Jerusalén, situación que “agudiza el problema de Israel y Palestina”, entra otras cuestiones.

Para el internacionalista Francisco Belaúnde, la visita del presidente de EE.UU. tiene como objetivo “acercar su política doméstica hacia el exterior.