Compartir

El partido surgido del acuerdo de paz con la ex guerrilla colombiana de las FARC retiró la candidatura presidencial de su máximo líder, Rodrigo Londoño, a raíz de los problemas de salud que lo aquejan, anunció hoy Pablo Catatumbo Torres, uno de los principales dirigentes de la agrupación.

“Hemos decidido no participar en la campaña electoral dadas las condiciones de salud de nuestro candidato”, dijo Catatumbo Torres, tras indicar que el Consejo Político Nacional del partido definirá en los próximos días su postura frente al posible apoyo a algún candidato en las elecciones presidenciales del 27 de mayo.

Londoño, que durante su vida como guerrillero usó el alias de “Timochenko”, fue sometido este miércoles a una cirugía de corazón abierto tras sufrir un infarto cardiaco hace una semana.

Aunque fuentes del partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC) dijeron que los médicos catalogaron de exitosa la operación, la larga convalecencia que debe cumplir Londoño, de entre dos y tres meses, hacía inviable su candidatura.

Catatumbo Torres dijo que el partido no ha definido el camino que tomará en las elecciones presidenciales, aunque admitió que hay afinidad con algunos candidatos que defienden el proceso de paz firmado en noviembre de 2016 por el presidente Juan Manuel Santos y Londoño.

“Por ahora, esa discusión no la hemos abordado y en los próximos días el Consejo Político Nacional se volverá a reunir para analizar esta coyuntura y le comunicaremos al país cuál es la determinación”, dijo Catatumbo Torres.

El partido de la FARC expidió un comunicado en el que señala que el retiro de la candidatura de Londoño se debe a “circunstancias ampliamente conocidas”.

La FARC señaló que a los problemas de salud de su líder se unen dificultades afrontadas en los últimos días que de hecho mantenían suspendida la campaña presidencial de ese partido.

Los dirigentes del partido de izquierda suspendieron la campaña el 9 de febrero a raíz de ataques e insultos contra Londoño en visitas que efectuó a las ciudades de Armenia y Cali en medio de su campaña electoral.

Según la FARC, el partido había decidido participar en la campaña presidencial, a pesar de que desde la firma del acuerdo de paz han sido asesinados “más de 50 ex guerrilleros o familiares suyos y más de 250 líderes sociales”.

“Iniciamos nuestra campaña a pesar de que cerca de 600 excombatientes, hoy militantes de nuestro partido, se encuentran en las cárceles sin verse favorecidos por la Ley de Amnistía.

Igualmente, sin que se habilitasen las condiciones de financiación (de la campaña electoral), las cuales se generaron hace unos pocos días, pero con insólitas restricciones por parte del Banco Agrario”, expresó el partido.

“Circunstancias ampliamente conocidas por la opinión pública sobre el proceso de recuperación de nuestro candidato ‘Timo’, tras la cirugía practicada en el día de ayer (miércoles), unidas a las ya señaladas sobre los rasgos de la contienda electoral, nos han llevado a declinar nuestra aspiración presidencial”, agregó el comunicado.

El partido concluyó el comunicado afirmando que está dispuesto a abrir un diálogo “con todos los sectores políticos a fin de tender puentes para hacer realidad la perspectiva de una gran convergencia nacional”.

Encuestas conocidas en las últimas semanas coincidieron en que Londoño tenía un respaldo de alrededor de un uno por ciento, que lo ubicaba en los últimos lugares de preferencia.

Fuente: Deutsche Welle