Compartir

El líder de la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común, el partido creado por la antigua guerrilla de las FARC, Rodrigo Londoño, descartó este miércoles (28.02.2018) cualquier posibilidad de renunciar a su candidatura por la presidencia de Colombia en las elecciones del próximo 27 de mayo. “No voy a renunciar a la candidatura porque esa fue una tarea que me dio el partido”, indicó Londoño en una conferencia de prensa en Bogotá, tras haber suspendido los actos públicos en su campaña por actos violentos ocurridos durante un recorrido por ciudades del país.

‘Timochenko’, como era conocido en la guerrilla, manifestó que no está en juego la campaña electoral, sino el mismo proceso de paz, tras los inconvenientes que tuvo con grupos que se oponían a su candidatura en las ciudades de Armenia y Cali, lo que calificó como “saboteo”. “Estamos viendo cómo se unifican las pequeñas fuerzas, pero que son muy poderosas, que quieren dentro del Estado y por fuera del Estado hacer fracasar este histórico y hermoso proceso de paz que ha sido ejemplo en el mundo”, sostuvo Londoño.

SOS para salvar el proceso de paz

El aspirante a la presidencia se refirió así a grupos de manifestantes que gritaron insultos y sabotearon su paso por estas ciudades, con lo que se vio obligado a cancelar eventos masivos en donde se disponía a compartir sus ideas de gobierno. El ex jefe guerrillero indicó que su salida a hacer campaña está supeditada a la decisión que tome el Consejo Nacional Electoral, que actualmente estudia una demanda de un ciudadano que pidió revocar su candidatura.

“Es necesario salvar este proyecto de paz. Hay que convencer de las bondades de este proceso”, acotó el líder de la FARC, que dijo sentirse “traicionado” en su buena fe al sufrir dichos actos violentos, de los que responsabilizó al partido político opositor Centro Democrático, del expresidente Álvaro Uribe. El candidato dijo que van a seguir “peleando” por “garantías políticas” y reconoció no tener “ninguna queja” del papel desempeñado por las unidades de la fuerza pública destinadas a su protección.

Por otra parte, Londoño denunció que el Estado está haciendo un “bloqueo financiero de la campaña”, dado que no ha desembolsado la totalidad de los recursos para este fin. “Estamos discriminados. Nosotros no podemos recibir aportes, nos toca conformarnos con los 8.000 millones de pesos (unos 2,8 millones dólares), solo podemos recibir recursos oficiales”, indicó.

Fuente: Deutsche Welle