Compartir

“Anunciamos que se hará una adecuación de nuestra norma interna para otorgar atención en reciprocidad para que ciudadanos argentinos gocen de los mismos derechos que los bolivianos en nuestro territorio”, anunció el canciller de Bolivia, Fernando Huanacuni. También anunció el viaje de una misión boliviana a Buenos Aires para dialogar sobre el tema de atención de salud para ciudadanos de ambos países.

Bolivia anunció este miércoles (28.02.2018) que establecerá un convenio de reciprocidad en salud con Argentina, con el fin de que los argentinos reciban el mismo tratamiento sanitario gratuito que los bolivianos obtienen en el país vecino, medida que alivió la tensión bilateral que había surgido en torno a este tema.

Tanto Huanacuni como el propio presidente, Evo Morales, destacaron el buen nivel de las relaciones bilaterales con Argentina. Sobre la reciprocidad de atención médica, Morales precisó que “los hermanos argentinos que viven en Bolivia van a tener el mismo tratamiento que los hermanos bolivianos que viven en Argentina”. “Somos de la patria grande”, afirmó en un acto público en la sureña ciudad de Yacuiba, en la frontera con Argentina.

Atención a extranjeros no residentes en tránsito

La iniciativa de cobrar la atención médica a extranjeros no residentes en Argentina surgió en la provincia de Jujuy, donde entre el cinco y el siete por ciento de los pacientes del sistema sanitario público llega desde países vecinos, según cifras de una auditoría realizada en el distrito. El malestar en Argentina creció el martes, cuando se conoció que Bolivia había rechazado un pedido de la embajada de Argentina en La Paz para generar un mecanismo de reciprocidad para ciudadanos argentinos en Bolivia, en contraprestación al sistema de asistencia sanitaria gratuita que brinda Argentina a extranjeros en tránsito.

El canciller argentino Jorge Faurie buscó también hoy limar asperezas al asegurar que “no ha habido ninguna controversia entre el presidente Macri y el presidente Morales”. “Tenemos un buen nivel de diálogo”, destacó a radio Mitre de Buenos Aires. “No estamos hablando de migrantes que están en nuestro país que tienen el mismo tratamiento que el que damos a los ciudadanos argentinos. Estamos hablando de extranjeros que como golondrinas llegan y utilizan nuestro sistema de salud, sea para un parto o un tratamiento por el cáncer”, precisó Faurie.

Fuente: Deutsche Welle