Compartir

El presidente de Brasil, Michel Temer, anunció hoy la creación del Ministerio de Seguridad Pública, cuyo titular será el actual ministro de Defensa, Raúl Jungmann, y con la que se busca frenar la ola de violencia que afecta a diferentes estados del país, principalmente a Río de Janeiro.

El anuncio lo hizo el portavoz de la Presidencia de la República, Alexandre Parola.

El nuevo ministerio se encargará de “coordinar la integración de los servicios de seguridad pública en todo el territorio nacional en colaboración con las autoridades regionales”, explicó Parola.

Según la constitución brasileña, la garantía de la seguridad es una función de los estados, por lo que hasta ahora el Gobierno Federal no tenía un ministerio dedicado a esta labor.

El ministerio de Seguridad Pública tendrá bajo su mando a la Policía Federal, la Policía de Carreteras, el Departamento Penitenciario Nacional y la Secretaría Nacional de Seguridad (que incluye a la Fuerza Nacional de Seguridad), que hacían parte de la estructura del ministerio de Justicia.

Con la ida de Jungmann para el nuevo ministerio, el general del Ejército Joaquim Silva y Luna, actual secretario ejecutivo de la cartera de Defensa, asumirá como nuevo titular de este ministerio.

El decreto ejecutivo que crea la nueva cartera entra en vigor de forma inmediata, pero el Congreso tiene hasta 60 días para refrendarlo.

La medida ya había sido anticipada a mediados de febrero por Temer luego de decretar la intervención en la seguridad en Río de Janeiro para frenar la creciente ola de violencia en esta región y por la que transfirió a los militares la responsabilidad de coordinar y ejecutar las tareas de orden público en el estado más emblemático de Brasil.

La decisión de decretar la intervención federal fue adoptada por el presidente de Brasil tres días después del fin del carnaval de Río de Janeiro, que este año se vio manchado por numerosos y graves episodios de violencia.

Según versiones de prensa, Jungmann ya era cotizado para asumir el nuevo ministerio por su perfil más político y por la experiencia acumulada en los últimos meses ya que, desde que asumió como titular de la Defensa, condujo acciones constantes en la seguridad pública en varios estados.

Desde 2006 el gobierno federal de Brasil ha editado once decretos de Garantía de la Ley y Orden por los que autoriza el auxilio de tropas federales, incluyendo las Fuerzas Armadas, en operaciones de seguridad pública en diferentes estados, como Río de Janeiro, Espírito Santo y Río Grande do Norte.

Las mismas versiones indican que el Gobierno llegó a evaluar el nombramiento del general Sérgio Etchegoyen, ministro del gabinete de Seguridad Institucional como titular de Seguridad Publica, pero la opción fue descartada por tratarse de un militar.

Tras la decisión de nombrar a un general del Ejército como interventor en la seguridad de Río de Janeiro, la Presidencia consideró que podría ser mal recibido la llegada de otro militar al mando del Ministerio de Seguridad Pública.

La expectativa del presidente Temer es que Jungmann, un experimentado diputado, tenga mayor capacidad de interlocución con los gobernadores regionales, incluso por su experiencia como parlamentario y ministro de la Reforma Agraria de la gestión del presidente Fernando Henrique Cardoso.