Compartir

Congresistas demócratas de Estados Unidos tildaron hoy de “erróneo” y “estúpido” el retroceso del Gobierno de Donald Trump al deshielo con Cuba, con el endurecimiento del embargo y la retirada de gran parte del personal de su embajada en La Habana por los misteriosos ataques a sus diplomáticos.

Representantes de una delegación bicameral del Congreso norteamericano se mostraron hoy a favor de mejorar las relaciones entre Cuba y Estados Unidos, en una reunión bilateral.

“El embargo no tiene sentido y la reversión de las políticas que negociaron los presidentes Barack Obama y Raúl Castro  no ayuda ni a los Estados Unidos ni a Cuba“, afirmó hoy en rueda de prensa en la embajada estadounidense en La Habana el veterano senador Patrick Leahy, que lidera una delegación parlamentaria de visita en Cuba.