Compartir

La Casa Blanca informó, este miércoles 21 de febrero, que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, solo se reunirá con su homólogo venezolano Nicolás Maduro cuando “se restaure la democracia” en el país.

La informó provino de un portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca.

“Como dijimos el pasado agosto, el presidente Trump hablará gustosamente con el líder de Venezuela tan pronto como se tomen ciertos pasos y el régimen de Maduro restaure la democracia en ese gran país”, afirmó el citado portavoz, que ha pedido el anonimato. Los pasos que Estados Unidos considera claves antes de cualquier diálogo con Venezuela son “el respeto a la Constitución de Venezuela; la celebración de elecciones libres, justas y creíbles, la liberación de prisioneros políticos” y el fin de “todas las violaciones de derechos humanos”, según la fuente.

Además, Washington exige que “se deje de oprimir al gran pueblo de Venezuela y se permita inmediatamente la entrada de ayuda humanitaria internacional en Venezuela”. La respuesta de la Casa Blanca es similar a la que dio el pasado mes de agosto, cuando Maduro le propuso hablar por teléfono y Trump le respondió que primero se debe restablecer la democracia en el país.

La invitación al diálogo entre ambos países provino de un tuit  de Maduro, en un contexto en el cual, la Cumbre de las Américas le cerró las puertas para su participación; y ante el fracaso de las negociaciones con la oposición en República Dominicana.

Maduro y altos funcionarios de su gobierno como el fiscal general, Tarek William Saab, denuncian un supuesto plan para una “invasión militar” a Venezuela desde la vecina Colombia, orquestado por Washington.

Fuente: Panorama