Compartir
Opositor Henrique Capriles liderando la guarimba. Los manifestantes protegen sus rostros para evitar ser identificados tras los actos de violencia.

Caracas (Venezuela).- Una imagen de la agencia France Press (AFP), que retrata la quema de un joven en el este de Caracas, durante unos disturbios provocados por sectores de la oposición al gobierno bolivariano de Nicolás Maduro, es una de las seis nominadas para ganar el World Press Photo del año.

La instantánea recoge el momento en el que José Víctor Salazar, de 28 años, sale corriendo envuelto en llamas al ser alcanzado por un chorro de gasolina proveniente de una moto de la Guardia Nacional Bolivariana, que fue capturada e incendiada por las guarimbas con un cóctel molotov, el 3 de mayo de 2017. Este fue uno de los cientos de hechos violentos protagonizados por las guarimbas en Venezuela.

La estrategia de estos grupos de extrema derecha es generar violencia y mostrar a los afectados, de su propio terrorismo, como víctimas de una supuesta represión gubernamental, tal como sucedió con José Víctor Salazar.

Los estados más violentados, por estos grupos que usan a la ciudadanía como carne de cañón, son: Carabobo, Aragua y Miranda. En todo el territorio nacional se contabilizan más de 1.400 personas heridas de los cuales, el 70% de los afectados son funcionarios públicos.

De su lado la viceministra de Política Interior y Seguridad Jurídica del Ministerio del Poder Popular para Relaciones Interiores, Justicia y Paz, Susany González, informó que durante el 2017 se contabilizaron 1.285 afectaciones, tanto al sector público como al privado, sumando cerca 136 millones de dólares en pérdidas.

La violencia de estos grupos terroristas ha llegado a tal nivel que, incluso, opositores al gobierno condenan estas prácticas.